Para reducir el tiempo de traslado de los automovilistas y beneficiar de manera directa a más de 225 mil personas de la zona norponiente de la ciudad, el Gobierno de Monterrey arrancó este jueves la construcción de un paso a desnivel en la avenida Paseo de los Leones en su cruce con Cumbres Élite.


El Alcalde Adrián de la Garza Santos, encabezó el inicio de la obra que tiene una inversión de poco más de 295 millones de pesos, y con la cual se busca disminuir hasta en 70 por ciento, el tiempo de traslado de los automovilistas por esa área.

“Es un viaducto o paso a desnivel que va a ayudar mucho a la zona, estamos hablando que del 100 por ciento de vehículos que circulan actualmente por esta zona, el 70 por ciento ahora tendrá una vialidad fluida, es decir, no tendrá nada que le impida la circulación; el otro 30 por ciento, por necesidades de traslado, tendrá que entrar a la semaforización, pero obviamente será mucho más rápido y más ágil el traslado, esa es la finalidad de la construcción de este paso a desnivel”, explicó.

Agregó que esta obra, complementa algunos de los trabajos viales que se realizan en esta parte de la ciudad con la finalidad de mejorar las condiciones de movilidad, debido a que en la avenida Leones transitan 90 mil vehículos al día, por lo que pidió paciencia a los vecinos por las molestias que la obra ocasione.

“Es una obra que va a traer molestias, seguiremos trabajando en soluciones y alternativas para poder aliviar un poco más la ya congestionada ciudad de Monterrey”, puntualizó.

Se prevé que los trabajos duren hasta finales de este año.
El puente elevado contará con una longitud de mil 440 metros lineales en ambos sentidos, con seis carriles en el cuerpo principal y cuatro en los laterales, mil 20 metros lineales de rampas y 27 mil 500 metros de pavimento asfáltico, tanto en el puente como en algunas adecuaciones viales aledañas.


  Entre otros beneficios que tendrá la construcción, será la reducción de los tiempos de traslados de hasta un 58 por ciento durante la mañana, para pasar de 29 a 12 minutos en el sentido de Oriente a Poniente, mientras que por la tarde el ahorro de tiempo será de 76 por ciento, al pasar de 21 a 5 minutos en el sentido de Poniente a Oriente.


El Secretario de Obras Públicas, Nazario Pineda, informó que una vez concluida la obra, se generará un 1.7 kilómetros de flujo continuo.


La Secretaría de Infraestructura Vial puso a disposición de los automovilistas algunas alternativas para desviar el tráfico de la zona de trabajos, sobre todo de quienes habitan en las colonias cercanas como Puerta de Hierro, Cumbres San Agustín, Castellana, Puerta del Sol y los fraccionamientos situados al poniente de la ciudad límites con García, a quienes se les recomienda utilizar las avenidas Lincoln y Ruiz Cortines, como vías alternas.


 En estas avenidas, se postrarán oficiales de tránsito para cambiar manualmente los  semáforos de acuerdo a la demanda de los propios automotores, para darle agilidad en las horas pico.


Para los ciudadanos que viven en el sector, se habilitará la avenida Alejandro de Rodas, en ambos sentidos como opción para circular; quienes transiten al Oriente deberán dirigirse a Paseo de Cumbres para incorporarse a Alejandro de Rodas e ingresar nuevamente a la avenida Leones a la altura de Pedro Infante.


Los automovilistas que circulen al Poniente, podrán desviarse por la avenida Paseo de las Estrellas y Pedro Infante hasta llegar a la Alejandro de Rodas hasta Monte Everest, donde podrán retomar Leones a la zona Poniente o bien seguir por la avenida Cumbres Madeira que conectará a las avenidas Puerta de Hierro y Cumbres San Agustín.
En todas las rutas de desviación se tendrán señalamientos.