A petición del Diputado Luis Armando Torres, el Congreso del Estado aprobó brindar un espacio solemne en la sesión del próximo 26 de febrero para rendir un homenaje póstumo a los activistas socio-ambientales: María de Jesús Marqueda, Ignacio Zapata Narváez, Jesús Orellana Cota y Claudio Tapia Salinas, como reconocimiento a su legado como promotores de la organización ciudadana en nuestro Estado.

“En el Estado de Nuevo León, a pesar de las noticias negativas que encontramos en medios de comunicación y redes sociales, no todo es hartazgo e individualismo. Afortunadamente también tenemos ejemplos de personas que evocan los mejores valores e ideales en los demás; hombres y mujeres que le apostaron a fortalecer a la colectividad en una ciudad que se encuentra en constante debate para encontrar las soluciones a problemáticas sociales relacionados con la movilidad, el medio ambiente y en general, el pleno goce de los derechos humanos”, aseguró el Legislador.

“He conocido a personas de gran empuje, cuyo ímpetu de lucha los hizo capaces de contagiar a otros, obligándolos a salir del anonimato de la inactividad social y han tejiendo con el tiempo, la organización ciudadana moderna. Personas como estas son el motor que genera cambios positivos. Estos son los genuinos defensores de derechos humanos.

“En ese sentido quiero recordar a varias personas, imprescindibles compañeros que se han adelantado en este camino, pero que su legado y ejemplo nos acompañan día con día y nos siguen inspirando para seguir trabajando por un mejor Estado: Me refiero a María de Jesús Mejía Betancurt; Ignacio Zapata Narváez; Javier Orellana Cota; y, Claudio Tapia Salinas”, finalizó el Diputado Torres.